Indígenas denuncian a terrateniente por invasión de sus tierras

Los líderes de la comunidad Barro del territorio indígena de Raposa-Serra do Sol (Brasil) han denunciado la destrucción de su propiedad por parte del terrateniente Paulo César Quartieiro, el pasado 3 de septiembre. Quartieiro forma parte de un pequeño grupo de poderosos terratenientes agrícolas, que han invadido la tierra de los indígenas.

Los líderes acusan al terrateniente agrícola de ocupar su centro deportivo, y de destruir sus propiedades, incluida una placa que identifica la demarcación de Raposa-Serra do Sol.

Quartieiro, quien también es alcalde de la vecina localidad de Pacaraima, declaró públicamente su intención de construir casas para no indígenas dentro de la reserva, contraviniendo de este modo un fallo del Tribunal Supremo brasileño.

Los indígenas avisaron a la policía federal, a la que instaron a tomar medidas contra Quartieiro. Se ha enviado una acusación formal a las autoridades acompañada de un documento firmado por 72 líderes indígenas.

Las tensiones no dejan de aumentar en el territorio de Raposa-Serra do Sol, ubicado en el estado amazónico de Roraima, y en el que viven entre 18.000 y 20.000 indígenas de los pueblos makuxí, wapixana, taurepang, ingarikó y patamona.

Quartieiro y otros terratenientes han impugnado el reconocimiento oficial del territorio de Raposa-Serra do Sol ante el Tribunal Supremo y durante varios años han desarrollado una violenta campaña en contra de los indígenas.

Por favor, firma para pedir al Tribunal Supremo de Brasil que mantenga la ratificación de Raposa Serra do Sol (en inglés y en portugués).