Juez defiende derechos territoriales indígenas- caso aplazado

Ayer, en una repleta sala del Tribunal Supremo de Brasil, un juez dio su voto decisivo en apoyo a mantener la demarcación del territorio indígena de Raposa Serra do Sol. El caso se ha aplazado a petición de otro juez, y se espera que el dictamen final se produzca a finales de este año.
 
Raposa Serra do Sol es visto como un caso clave para los derechos de los indígenas en Brasil. El gobierno del Estado de Roraima y un grupo de poderosos terratenientes agrícolas pidieron al Tribunal Supremo revocar el reconocimiento legal del territorio, que es el hogar de los pueblos indígenas makuxi, wapixana, taurepang y patamona.
 
Los indígenas creen que si el reconocimiento de sus tierras es revocado, su modo de vida será destruido y pueblos indígenas de todo Brasil podrían tener que hacer frente a intentos parecidos de reducir o anular sus territorios.
 
Los terratenientes han llevado a cabo violentas campañas contra los indígenas de Raposa-Serra do Sol desde que este territorio fue reconocido en 2005.
 
El juez Carlos Ayres Britto basó su decisión en que la Constitución brasileña garantiza los derechos de los indígenas sobre sus tierras y en que los indígenas de Raposa Serra do Sol son los ocupantes originarios de ese territorio.
 
Asimismo ha defendió que los territorios indígenas como el de Raposa Serra do Sol que son frontera con otros países, no son incompatibles con la seguridad nacional, tal y como los militares sostienen.
 
La sala del Tribunal estaba repleta de indígenas y sus simpatizantes, quienes recibieron la decisión de Britto con alegría.
 
Por primera vez un indígena se dirigió a los once jueces del Tribunal Supremo, la abogada indígena wapixana Joênia Batista de Carvalho. Batista declaró ante el Tribunal: "Hago este trabajo por amor, porque mi familia y mi gente lo necesitan. Estoy defendiendo mi propia tierra, a la que pretendo volver después de este tiempo pasado en la ciudad".
 
Batista de Carvalho trabaja para el Concejo Indígena de Roraima (CIR).
 
El fiscal del estado de Brasil también habló a favor de mantener la demarcación actual de Raposa-Serra do Sol.