Las petroleras, listas para entrar en territorio de indígenas aislados

El Gobierno peruano acaba de dar luz verde a dos compañías petroleras para realizar exploraciones en una remota zona de la Amazonia habitada por pueblos aislados.

La decisión se produce después de que un portavoz del Gobierno de Perú sugiriese que los pueblos aislados no existen, alegando que no había "ninguna prueba firme" sobre su presencia en esa zona. Contradictoriamente, el Gobierno de Ecuador ha hecho públicos sus planes para un acuerdo binacional con Perú con el objetivo de proteger a los indígenas que viven cerca de la frontera entre ambos países, destinando 38.000 dólares para ello.

Ambas compañías petroleras, junto a varios expertos externos, e incluso otros departamentos del Gobierno peruano han reconocido la existencia de estos pueblos.

Las petroleras, Barrett Resources de EE.UU. y Repsol-YPF de España,
generaron indignación a principios de año, al revelar su intención de “comunicarse” con los indígenas mediante el uso de megáfonos si sus trabajadores eran atacados. Entre las frases que se espera que utilicen los trabajadores de Barret están las siguientes: “¿Hay algo que les molesta?” y “No venimos a buscar sus mujeres, tenemos nuestras propias mujeres lejos en nuestra aldea”.

En total, se calcula que existen unos 15 pueblos indígenas aislados en Perú, y todos ellos se encuentran seriamente amenazados por las exploraciones de gas y petróleo, así como por la tala ilegal. Cualquier forma de contacto con ellos puede ser desastrosa debido a que no poseen ningún tipo de inmunidad frente a las enfermedades del exterior.

El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado hoy: “La decisión del Gobierno peruano de permitir a compañías petroleras entrar en esta parte de la Amazonia podría suponer una catástrofe para estos indígenas. El Gobierno debe entender que es su tierra, que tienen derecho a vivir en ella como deseen, y que ninguna perforación debe producirse allí. Si esto no sucede, habrá algo que les molestará realmente: la amenaza de la extinción”.

Más información
Laura de Luis
[email protected]
Tel. 91 521 72 83