Gobierno incumple promesa de informar sobre indígenas aislados

Cien días después de que las fotografías de uno de los últimos pueblos no contactados aparecieran en los titulares de todo el mundo, el informe prometido por el Gobierno peruano sobre este asunto no ha sido aún hecho público.


Las fotos tuvieron una gran repercusión en los medios internacionales e incitaron al Gobierno a enviar un equipo de investigadores al interior de la selva. Se prometió un informe sobre la investigación en junio, pero hasta la fecha no ha visto la luz.

El pueblo fotografiado es de Brasil, cerca de la frontera peruana, pero los madereros ilegales en el lado peruano están arrasando la selva y han obligado a otros indígenas aislados a trasladarse de Perú a Brasil.

“Lo que está ocurriendo en esta región [de Perú] es un crimen descomunal contra la naturaleza, los indígenas, la fauna, así como una prueba evidente de la completa irracionalidad con la que nosotros, los 'civilizados', tratamos al mundo, casa de todos nosotros”, afirma José Carlos dos Reis Meirelles Júnior, un experto en indígenas aislados del Gobierno brasileño, que estaba en el avión desde el que se tomaron las fotografías.

El presidente peruano García insinuó públicamente que los indígenas aislados han sido “creados” por los “medioambientalistas” que se oponen a la exploración petrolífera en la Amazonia, mientras que otro portavoz las comparó con el monstruo del lago Ness. En realidad hay quince pueblos indígenas aislados en Perú, todos ellos bajo la amenaza de la tala masiva y de exploraciones petrolíferas y de gas.

La Amazonía peruana ha visto cómo recientemente miles de indígenas peruanos protestaban contra las nuevas leyes que, aseguran, facilitan a los forasteros tomar el control sobre sus territorios. Las protestas llevaron al Congreso peruano a revocar dos leyes.

Fuentes internas a Survival declaraban esta mañana: “No se debe permitir al Gobierno peruano que entierre este asunto, ni que dé la espalda a los indígenas aislados. ¿Qué está haciendo el Gobierno exactamente? Se trata de algunos de los ciudadanos más vulnerables de Perú y están huyendo del país. Llamarlos ‘refugiados no contactados’ no sería ninguna exageración.”

Más información:
Laura de Luis
[email protected]
+34 91 521 72 83