Un representante del pueblo bawm, una de las once tribus jumma de las Chittagong Hill Tracts de Bangladesh, denunció la violenta represión que sufre su pueblo ante diputados y lores, en una recepción celebrada ayer en la Cámara de los Comunes, en Londres.

Al evento, organizado por el Grupo Interparlamentario de todos los Partidos sobre Pueblos Indígenas y Tribales, junto a Survival International, asistió también la ganadora de un Oscar y embajadora de Survival Julie Christie.

Lal Amlai, representante bawm, describió cómo a la edad de nueve años descubrió al regresar de la escuela que todo su pueblo había sido expulsado por el ejército de Bangladesh y forzado a vivir en un “centro de agrupación” militar.

“Cuando llegué al pueblo, ya no había casas. Vi a algunos habitantes recogiendo sus pertenencias. No pude hablar con ellos porque el shock y el golpe emocional fueron tan fuertes, que ni siquiera podía mirarles. Cuando terminamos de recoger nuestras cosas, tuve que abandonar mi querida comunidad para siempre”.

“El ejército solía torturar a los lugareños. Nos forzaban a trabajar para ellos sin pagarnos”.

Cientos de miles de colonos bengalíes se han trasladado a las Hill Tracts en los últimos sesenta años, desplazando a las tribus jumma. En 1997, el Gobierno firmó un acuerdo de paz con los jummas y se comprometió a retirar los campamentos militares de la región, así como a acabar con el robo de tierras jumma por parte de colonos y del ejército. Sin embargo, los campamentos militares permanecen en las Hill Tracts, mientras la violencia y la usurpación de tierras continúan. Los abusos se han incrementado desde la declaración del estado de emergencia en Bangladesh en enero de 2007.

Amlai explicó: “El ejército ha seguido trayendo más colonos, a pesar de que se suponía que todo esto debía haber terminado hace años. Esto está convirtiendo a los jummas en minoría dentro de su propia tierra, y está provocando conflictos, que se han traducido en el reciente incendio de siete comunidades jumma y en la agresión de colonos a hombres, mujeres y niños jumma en Sajek, mientras los soldados observaban”.

Amlai es el único bawm que ha visitado Reino Unido.