Nuevas pruebas de la huida de pueblos aislados

Un funcionario del gobierno brasileño y experto en pueblos aislados ha encontrado nuevos indicios de que tribus no contactadas están huyendo de Perú a Brasil debido a la actividad maderera ilegal.

Estos pueblos están entrando en zonas de la selva que no suelen frecuentar, y lo están haciendo en números cada vez mayores. Algunos de ellos aparecieron recientemente en un pequeño asentamiento llamado Liberdade, lo cual supuso su segunda aparición en dicho lugar en los últimos dos meses.

“Todo esto no hace más que confirmar la migración forzosa de pueblos aislados desde Perú hacia Brasil debido a la presencia de madereros ilegales en sus tierras”, declaró José Carlos dos Reis Meirelles Júnior, jefe del puesto de Protección Indígena cercano a la frontera peruana. Meirelles reunió sus pruebas en el transcurso de un viaje a la cabecera del río Envira.

En Perú se encuentran algunas de las últimas reservas de caoba comercialmente viables del mundo, madera que crece en zonas habitadas por algunos de los últimos pueblos indígenas no contactados del planeta. Debido a su aislamiento, estas poblaciones carecen de inmunidad contra las enfermedades de los foráneos, y cualquier forma de contacto con ellos puede resultar fatal.

En total, se calcula que existen unos 15 pueblos aislados diferentes en Perú. Todos ellos están amenazados, principalmente debido a la tala ilegal y las exploraciones petrolíferas.