La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pide al Gobierno que proteja a los indígenas aislados

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha instado al Gobierno peruano a proteger a los últimos pueblos indígenas no contactados que quedan en su territorio.

Se sabe muy poco de estos pueblos aparte de su patente deseo de no tener contacto con la sociedad mayoritaria. Aún así, sus territorios han sido invadidos por madereros ilegales que explotan allí algunas de las últimas reservas de caoba comercialmente viables del mundo. El 90% de la madera es exportada a EEUU.

De este modo, el avance constante de esta industria hace inevitable el encuentro entre madereros e indígenas no contactados, con el consiguiente peligro para estos últimos.

Los indígenas son especialmente vulnerables a cualquier forma de contacto debido a su falta total de inmunidad ante las enfermedades foráneas. Después de que un grupo de murunahua fuera contactado por primera vez en 1996, más de la mitad de sus miembros murió.

La CIDH solicita al Gobierno de Perú que adopte "todas las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad personal de los miembros de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario mashco-piro, yora y amahuaca, que habitan en el Departamento de Madre de Dios. En especial, [se insta al Gobierno a] adoptar medidas tendientes a evitar daños inmediatos e irreparables resultantes de las actividades de terceros en el territorio".

"Esta es una verdadera llamada de atención al Gobierno peruano. Que el más importante organismo de defensa de los derechos humanos en América Latina haya hecho este llamamiento es un paso importante para los indígenas no contactados. Nos sumamos al mismo reclamando al Gobierno de Perú que haga todo lo que pueda por protegerlos", declaran desde Survival.

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 91 521 72 83