Detención y tortura de líderes indígenas

El ejército y la policía han arrestado esta semana a dos líderes indígenas jumma en las Chittagong Hill Tracts, en Bangladesh. Estas detenciones se suman al creciente número de arrestos que se vienen practicando desde que en enero se declarara el estado de excepción. Algunos de los detenidos han sido torturados.

Balabhadra Chakma y Manubha Ranjan Chakma fueron arrestados el lunes, y mientras que Manubha Ranjan Chakma ha sufrido torturas, a  Balabhadra Chakma, que está recuperándose de una intervención quirúrgica, se le ha denegado el acceso a medicamentos.

Railai Mro, detenido el 23 de febrero, también ha sido torturado y se cree que se encuentra en estado grave. El arresto se produjo tras manifestar su protesta cuando el pasado mes de diciembre se expulsó de sus tierras, en los remotos poblados del Distrito de la Colina de Bandarban (Bandarban Hill District) en las Chittagong Hill Tracts, a 750 familias mru (o mro). Los mru, una de los once pueblos jumma, dependen de su tierra como única fuente de supervivencia.

Los jefes jumma creen que el ejército y la policía están empleando el estado de excepción como pretexto para incrementar la opresión militar en las Chittagong Hill Tracts.

Para Survival, “los pueblos jumma han padecido demasiados años de violencia a manos del ejército bangladeshí. El Gobierno de Bangladesh debe liberar a Railai Mro y a los demás, y garantizar que los responsables de su arresto y tortura son llevados ante la justicia”.