Empresa petrolera "renuncia a explotar la tierra de indígenas aislados"

La petrolera china SAPET, que realiza exploraciones en la Amazonia peruana, ha anunciado que no penetrará en el territorio de indígenas aislados, aunque el área estaba dentro de la concesión (Lote 113) que le fue otorgada en noviembre de 2005.

Bajo presión de organizaciones indígenas locales, SAPET pidió que los límites del Lote 113 fuesen modificados para excluir la reserva de los indígenas. El Gobierno peruano acaba de aceptar esta petición.

Este tipo de actitud por parte de una empresa petrolera, aunque aún es poco frecuente, habría sido impensable hace solamente 10 años, y confirma que la presión de la opinión pública internacional y local está consiguiendo que las multinacionales tengan ahora en cuenta los derechos de los pueblos indígenas.