Duro golpe para Bolsonaro: juez destituye a un controvertido misionero de su alto cargo gubernamental en la FUNAI

El misionero evangélico Ricardo Lopes Dias acaba de ser destituido como jefe del departamento de indígenas no contactados.

El misionero evangélico Ricardo Lopes Dias acaba de ser destituido como jefe del departamento de indígenas no contactados.

© Ricardo Lopes Dias

Un juez brasileño acaba de ordenar la destitución del controvertido misionero Ricardo Lopes Dias de su alto cargo gubernamental en la FUNAI, lo que supone un duro golpe para el presidente Bolsonaro, según Survival International, el movimiento global por los pueblos indígenas.

Ricardo Lopes Dias, misionero evangélico y antiguo miembro de Misión Nuevas Tribus de Brasil/Ethnos 360, fue nombrado Coordinador General de la Unidad de Indígenas Aislados y Contacto Reciente de la FUNAI en febrero de 2020.

El nombramiento fue muy polémico y la investigadora de Survival Sarah Shenker lo describió como “poner a un zorro al frente de un gallinero”. Los misioneros evangélicos intensificaron sus esfuerzos para contactar con pueblos indígenas no contactados bajo la administración del presidente Bolsonaro. Con el apoyo del grupo evangélico, está presionando al Congreso para que abra las tierras indígenas a la explotación comercial.

La Misión Nuevas Tribus de Brasil anunció la compra de un nuevo helicóptero para llegar a los pueblos indígenas aislados en el Valle del Javari a principios de este año.

La Misión Nuevas Tribus de Brasil anunció la compra de un nuevo helicóptero para llegar a los pueblos indígenas aislados en el Valle del Javari a principios de este año.

© NTM

Ahora, el juez Antônio Souza Prudente ha ordenado la suspensión de la ordenanza que nombraba a Ricardo Lopes, quien fue destituido de su cargo con efecto inmediato. En su decisión declaró: “El nombramiento de un servidor comprometido con la línea de acción de la organización misionera mencionada representa un alto grado de riesgo para la política consolidada de no contacto con las poblaciones y el respeto del aislamiento voluntario de estos pueblos, en flagrante violación del principio de autodeterminación de los pueblos indígenas”.

Beto Marubo, de la organización indígena UNIVAJA (Unión de Organizaciones Indígenas del Valle del Javari), ha declarado: “Los pueblos indígenas del Valle del Javari persisten en la afirmación de que es nefasto el trabajo de un misionero en la CGIIRC [Coordinación General de Indígenas Aislados y Contacto Reciente], y esperan que esta sea una decisión definitiva. La justicia brasileña tiene que reconocer esa incoherencia, porque son circunstancias completamente incompatibles”.

En otro fallo histórico el mes pasado, tras una demanda presentada por UNIVAJA, un juez impidió a los misioneros evangélicos establecer contacto con tribus no contactadas en el Valle de Javari.

Según la fiscalía que llevó el caso de Ricardo Lopes: “Tuvimos acceso a documentos firmados por organizaciones misioneras internacionales con las que Ricardo Lopes Dias está relacionado y que demuestran la participación de Misión Nuevas Tribus de Brasil, a la que perteneció durante diez años, en un plan para forzar el contacto y evangelizar a tribus no contactadas”.

“Es una gran victoria para la campaña por la defensa de las tierras de las tribus no contactadas”, dijo Sarah Shenker, experta de Survival International en pueblos indígenas aislados. “El nombramiento de Lopes Dias fue una declaración de guerra contra el derecho a la protección de sus territorios y el derecho a permanecer sin contacto, si lo desean”.

“Era una parte crucial de la política explícita de Bolsonaro para destruir a los pueblos indígenas del país, desmantelar los equipos que protegen sus territorios y vender sus tierras a los madereros, mineros y agroganaderos”.

Hay más de 100 pueblos indígenas aislados en todo el mundo, la mayoría de ellos en el Brasil, donde los misioneros han intensificado sus esfuerzos para ponerse en contacto con ellos.

Hay más de 100 pueblos indígenas aislados en todo el mundo, la mayoría de ellos en el Brasil, donde los misioneros han intensificado sus esfuerzos para ponerse en contacto con ellos.

© G.Miranda/FUNAI/Survival

“Los pueblos indígenas aislados protegen hoy en día vastas extensiones de bosques de gran diversidad biológica. Con Lopes Dias, corrían el peligro de quedar totalmente expuestos, primero a los misioneros evangélicos, luego a los grandes negocios. Esto podría diezmar a pueblos enteros. Ahora tenemos un rayo de esperanza de que esto no suceda”.

“La campaña organizada para anular el nombramiento de Lopes Dias supone una extraordinaria victoria. Liderada por organizaciones indígenas de Brasil, Survival International y sus simpatizantes la apoyaron e impulsaron por todo el mundo, presionaron a las autoridades durante meses, inundaron las redes sociales con mensajes y vídeos y enviaron más de 10.000 emails de protesta al Gobierno. Ahora esperamos que Bolsonaro entienda por fin que si persevera en sus políticas genocidas se enfrentará a una dura resistencia a cada paso”.

Las investigadoras de Survival International Sarah Shenker y Fiona Watson tienen disponibilidad para entrevistas (ambas hablan portugués y castellano).