Un turista filma a los jarawas en la Andaman Trunk Road.
Un turista filma a los jarawas en la Andaman Trunk Road.
© Survival

En lo que supone un importante paso adelante, dos de las principales empresas turísticas de las islas Andamán, en la India, han manifestado su apoyo al llamamiento a los turistas para que boicoteen la Andaman Trunk Road, la carretera que atraviesa el corazón de la selva del pueblo indígena jarawa, recientemente contactado.

Miles de turistas viajan por esa carretera cada mes, y se arriesgan a contagiar enfermedades contra las que los 365 jarawas que conforman esta tribu tienen muy poca inmunidad. Una epidemia podría aniquilar a estos indígenas cazadores-recolectores que nunca habían tenido contacto pacífico con foráneos hasta 1998.

Survival International y la organización andamanesa Search lanzaron el boicot a esta carretera ilegal en el mes de junio. La semana siguiente, la Asociación de Operadores Turísticos de las Andamán anunció su apoyo a la campaña, y ahora se han unido dos grandes empresas turísticas, Andaman Holidays y Andaman Escapades.

Andaman Escapades describe el boicot como “un verdadero apoyo y rayo de esperanza para el pueblo indígena jarawa, que se enfrenta a la extinción si no se lo protege a tiempo”. Han explicado que hace poco se habían dado cuenta de que los turistas viajaban por la Andaman Trunk Road para ver a los jarawas, y no para visitar las atracciones turísticas de Baratang.

El director gerente de Andaman Holidays, Shri R. Ratnam, ha dicho: “Hemos recibido varias consultas sobre tours para ver a los jarawas y volver en el mismo día desde Baratang. Pero hemos empezado a decir que no a los clientes que quieren hacerlo. Cuando se nos pregunta por el motivo, les remitimos a un enlace a la web de Survival International, que pide a los turistas que boicoteen la Andaman Trunk Road”.

El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Estamos encantados de que dos de las empresas turísticas se hayan posicionado de forma contundente contra los safaris humanos. Ya es hora de que las autoridades de las Andamán prohíban por completo a los turistas usar la carretera que a traviesa la reserva jawara, y que faciliten una ruta alternativa”.