Madre e hijo guaraní.
Madre e hijo guaraní.
© João Ripper/Survival

Una niña guaraní ha muerto de hambre y al menos otros cuatro niños padecen malnutrición en la comunidad de Kurusu Mba, en el estado brasileño de Mato Grosso do Sul.

Gleide Barros tenía sólo 18 meses cuando falleció el pasado 10 de diciembre.

Alrededor de unas 60 familias guaraníes de la comunidad Kurusu Mba acampan junto a una carretera y dependen exclusivamente del programa de ayuda de alimentos del Gobierno, ya que son "sin tierra".

Fueron expulsados de su tierra en 1972 por terratenientes ganaderos, y pasaron años viviendo en una reserva del Gobierno. Cansados de esperar a que las autoridades les devolvieran su tierra, llevaron a cabo tres intentos de reocupar parte de su “tekoha” o tierra ancestral. Cada intento ha sido violentamente rechazado por los terratenientes y sus pistoleros. Dos líderes indígenas fueron asesinados y varios guaraníes resultaron heridos.

Tan solo en los últimos cinco años, 80 niños guaraníes han muerto de malnutrición en el estado de Mato Grosso do Sul. Un indígena guaraní, Elizeu Lópes, declaró: “Es una situación muy precaria. No tenemos nada.” Por lo común, la carencia de tierra es considerada como una de las principales causas de la malnutrición entre los niños guaraníes, ya que sus familias no pueden alimentarles.

Los guaraníes también registran elevadas tasas de suicidio, violencia y alcoholismo.

Kurusu Mba es una de las muchas “tekohas” guaraníes ocupadas por terratenientes ganaderos. El Departamento brasileño de Asuntos Indígenas (FUNAI) ha creado un grupo especializado para identificar y trazar un mapa de la tierra tradicionalmente ocupada por los guaraníes, con el objetivo de reconocer varios territorios extensos que engloban muchas tekohas. Sin embargo, el gobierno regional y grupos de terratenientes ganaderos han desarrollado una enérgica campaña para obstaculizar el proyecto.

Survival International ha abierto una cuenta para apoyar a los guaraníes, en colaboración con la película “Birdwatchers”, que está protagonizada por indígenas kaiowá. Todos los donativos recaudados irán destinados a ayudarles a defender sus derechos, sus tierras y su futuro.

Lee el informe de Survival sobre la salud de los pueblos indígenas "El progreso puede matar". 

Fondo guaraní: apoya a los guaraní con un donativo.