© Salomé/Survival
© Salomé/Survival
© Salomé/Survival

Dos días después de que miembros del remoto pueblo indígena de los jarawa atacaran a un grupo de cazadores furtivos en el interior de su reserva, matando a uno e hiriendo a tres, Survival ha emitido una grabación exclusiva de los jarawa (subtítulos en inglés) tomada durante una investigación reciente en las Islas Andamán de la India.

La responsable de la campaña de Survival en las Andamán, Sophie Grig, quien ha investigado el impacto de la caza furtiva sobre este pueblo indígena de más de 320 cazadores-recolectores, consiguió la primera entrevista jamás grabada con los jarawa, a pesar de su aislamiento en el interior de su reserva protegida. Grig tomó contacto con los jarawa cuando voluntariamente salieron de la selva para quejarse ante las autoridades acerca de la caza furtiva.

La invasión de su tierra por cazadores furtivos plantea una grave amenaza para los jarawa, que sólo han tenido contacto regular con el exterior desde 1998. Los furtivos podrían introducir enfermedades contra las que los jarawa no tienen inmunidad, y están agotando con rapidez los alimentos de los que los jarawa dependen por completo. La entrada de no indígenas en la reserva jarawa sin un permiso especial es ilegal, pero la caza furtiva está muy extendida en la actualidad.

Sophie Grig declaró hoy: “Los jarawa me han dejado claro repetidamente la preocupación que sienten por la invasión de su tierra por los furtivos: les roban las tortugas, los jabalíes salvajes y otros alimentos esenciales. Escuché muchos relatos de cómo los furtivos, tanto los procedentes de Myanmar como los locales, entran en la reserva impunemente. También escuché casos alarmantes de abusos sexuales sufridos por mujeres jarawa a manos de furtivos, que introducen el alcohol y el tabaco en la reserva. La adicción a estas sustancias crearía una dependencia peligrosa a los jarawa, que aún son completamente independientes y autosuficientes”.

En septiembre, frustrados ante la invasión de su tierra por no indígenas, una partida de caza de jarawas capturó a dos grupos de furtivos en su reserva, los ataron a los árboles e informaron a las autoridades.

El Director de Survival, Stephen Corry, declaró hoy: “Los jarawa han vivido en su tierra, cazando en sus bosques y pescando en sus arroyos, desde hace 60.000 años. Pero el número de furtivos que cazan sus animales se ha hecho tan grande que los jarawa contemplan por primera vez la posibilidad de morir de hambre. Si las autoridades no actúan con rapidez para poner freno a los furtivos, con toda probabilidad se producirán más tragedias como esta”.

Más información:
Laura de Luis
[email protected]
Tel. (00 34) 91 521 72 83