Movilización de indígenas amazónicos obliga a derogar dos leyes

Las protestas de miles de indígenas en todo el Amazonas peruano han llevado al Congreso de Perú a derogar dos polémicas leyes.

Las movilizaciones se produjeron como respuesta a las nuevas leyes decretadas por el presidente García que, según los indígenas, debilitarían sus derechos y facilitarían a los foráneos hacerse con el control de sus territorios.

Tras diez días de protestas, el Congreso ha votado para que dos de las leyes más controvertidas sean derogadas: los decretos legislativos 1015 y 1073. El líder de la organización indígena de la Amazonia peruana, AIDESEP, ha descrito la decisión como el anuncio de un “nuevo amanecer” para los pueblos indígenas de Perú.

En las protestas, suspendidas la semana pasada, participaron unos 14.000 indígenas. Se bloquearon carreteras y un río, se montaron piquetes en un oleoducto y una planta hidroeléctrica fue cercada.

La derogación de las dos leyes debe ser aprobada por el Ejecutivo peruano.