Matan a hachazos a un jumma que denunció el robo de tierras

Un grupo de colonos bengalíes asesinó a hachazos el martes al indígena jumma Jadhu Mani Chakma en su casa de la región de Sajek, en las Chittagong Hill Tracts de Bangladesh. También atacaron a su mujer, Shanti Bala Chakma, quien tuvo que ser trasladada al hospital.

Sus vecinos piensan que Jadhu Mani Chakma estaba en el punto de mira de los colonos porque proporcionó información sobre colonos que roban la tierra de los pueblos indígenas de la zona a miembros de la recién reformada Comisión de las Chittagong Hill Tracts (CHT).

Los once pueblos indígenas de las Chittagong Hill Tracts se conocen conjuntamente como “jummas”, debido a que practican una “agricultura rotativa” que localmente se denomina “Jhum”. Cientos de miles de colonos se han trasladado a las Chittagong Hill Tracts en los últimos sesenta años, desplazando con ello a los jumma y sometiéndolos a una violenta represión.

El ejército de Bangladesh ha intensificado recientemente su programa de asentamiento de bengalíes en la zona. En abril, y con el apoyo de los militares, los colonos quemaron siete comunidades jumma en la región de Sajek tras conflictos sobre robos de tierra. Durante el ataque golpearon a numerosos jumma, incluidos niños.

En 1997, el Gobierno y los jummas firmaron un acuerdo de paz que obligaba al primero a retirar los campamentos militares de la zona y a poner fin al robo de tierras jumma a manos de los colonos y del ejército. El acuerdo ofrecía esperanza, pero los campamentos militares no han sido desmantelados y la violencia y el robo de tierra continúan. Los abusos han ido en aumento desde la declaración del estado de emergencia en Bangladesh en enero de 2007.

La Comisión internacional de las Chittagong Hill Tracts (CHTC), constituida en 1990, se convirtió en el instrumento para informar al mundo de los grandes abusos contra los derechos humanos que tenían lugar en las Chittagong Hill Tracts. Estuvo vigente hasta 2001. Ahora ha sido reformada y entre el 7 y el 10 de agosto ha llevado a cabo una investigación preliminar. Los co-presidentes incluyen al Vicepresidente del Grupo Parlamentario del Reino Unido por los Derechos Humanos, Lord Avebury, y a la eminente activista bangladeshí por los derechos humanos, Sultana Kamal. Esta comisión solicitó al Gobierno que acelerase la implementación del acuerdo de paz de 1997.