La protesta de los indígenas de la Amazonia ha impresionado al Gobierno

Las protestas de miles de indígenas de la Amazonia a lo largo de la selva peruana ha tenido un gran impacto en el Gobierno peruano.

Las protestas han sido la respuesta a las nuevas leyes aprobadas por el Gobierno, y que los indígenas dicen que socavan  sus derechos y facilita a los foráneos hacerse con el control de sus territorios.

Tras las protestas, la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso peruano ha propuesto un proyecto de ley, para revocar las dos leyes más controvertidas: los decretos legislativos 1015 y 1073. El Congreso debe votar hoy si lo admite así.

El Primer Ministro de Perú ha declarado que la decisión de la Comisión establece ‘un mal precedente’ porque se ha tomado en respuesta a las protestas. Mientras tanto, el presidente de Perú ha apelado al Congreso a no revocar las dos leyes, diciendo que sería un ‘gravísimo error histórico’ y condenaría a las comunidades indígenas a ‘un siglo más en el atraso y en la miseria’.

EL Gobierno ha declarado el estado de emergencia en varias zonas de la Amazonia peruana. Hay informes de que la policía ha usado balas y gas lacrimógeno para dispersar a la multitud, dejando algunos indígenas heridos.

Reportajes dicen que la organización nacional de indígenas amazónicos de Perú, AIDESEP, ha pedido la suspensión de las protestas.