Indígenas amazónicos protestan contra el Gobierno.

Miles de indígenas de la Amazonía están protestando contra el Gobierno peruano. Las protestas continúan desde hace más de una semana y se estima que participan 14.000 indígenas de toda la Amazonía peruana.

Han bloqueado una carretera y un río, retenido barcas de una compañía de gas, cerrado un oleoducto y una planta hidroeléctrica ha dejado de operar.

Las protestas son la respuesta a las nuevas leyes aprobadas por el Gobierno. Los indígenas dicen que las leyes socavan sus derechos y facilita a las empresas tomar el control de sus territorios.

“(Nosotros) venimos siendo víctimas de una sistemática violación por parte del Estado Peruano respecto a los derechos fundamentales que tenemos sobre los territorios” afirma un comunicado de la organización indígena nacional de la Amazonía peruana AIDESEP. “El responsable de todos estos atropellos es el actual Presidente de la República, Alan García Pérez, quien violentó la Constitución Política del Perú y los tratados internacionales que protegen los derechos de los pueblos indígenas.”

AIDESEP y otros líderes indígenas han mantenido conversaciones con miembros del Gobierno, pero éstas han fracasado desde entonces. El primer ministro del Perú ha dicho que las conversaciones se pueden reanudar si se suspenden las protestas.

Las protestas comenzaron el 9 de agosto, Día de las Naciones Unidas por los pueblos indígenas. Una de las principales quejas de los indígenas es que el Gobierno no les consultó sobre las nueva legislación, contraviniendo la legislación internacional y la recientemente aprobada Declaración de las Naciones Unidas de los Derechos de los pueblos indígenas.

AIDESEP ha hecho un llamamiento a que la protesta continúe indefinidamente hasta que sus demandas sean satisfechas. Éstas incluyen la revocación de treinta y nueve leyes.