Papúes golpeados y acusados de subversión

Seis papúes occidentales han sido acusados de “subversión” tras izar pacíficamente el símbolo prohibido de la independencia de Papúa Occidental: la bandera Morning Star. La protesta tuvo lugar en la ciudad de Faktak, situada a unos 885 kilómetros al oeste de la capital, Jayapura.

Un total de 35 papúes de la zona participaron en la ceremonia de izado de la bandera durante las primeras horas de la mañana del 19 de julio. La policía atacó a los manifestantes, golpeándoles y
pateándoles. Fueron detenidas 41 personas, incluida gente que no había participado en la protesta. Se forzó a los hombres del grupo a quedarse en ropa interior antes de ser trasladados a la comisaría. También fueron arrestadas dos mujeres. Survival teme por la seguridad de los detenidos, ya que la tortura durante la custodia policial es una práctica habitual en Papúa Occidental.

Informes de la región sugieren que seis de los detenidos van a ser acusados en función del código criminal indonesio relativo a la subversión y al derrocamiento del Gobierno. Podrían ser acusados de golpe conspirativo, que acarrea una pena máxima de cadena perpetua.

Las detenciones muestran las medidas drásticas que se están aplicando en Papúa Occidental, y se suceden a los arrestos efectuados, desde el pasado mes de diciembre, en actos similares de protestas pacíficas en las ciudades de Timika, Manokwari y Jayapura. Papúa Occidental fue ocupada por Indonesia en 1963. El ejército indonesio, por su parte, registra un largo historial de violaciones de derechos humanos contra los pueblos indígenas papúes.

Paula Makabory, del Instituto de Apoyo y Derechos Humanos de los papúes, ha hecho un llamamiento para que se libere a los detenidos: “No es creíble para la policía indonesia acusar a estar personas bajo cargos de ‘subversión’. La celebración del izado de bandera y las protestas contra las autoridades indonesias no suponen un acto que pudiera derrocar al Gobierno. La manifestación fue pacífica y dicha expresión política debería ser un derecho democrático en Papúa Occidental e Indonesia.”

Apoya a los pueblos indígenas de Papúa Occidental.