Indígenas aislados huyen de los madereros

Un grupo de organizaciones indígenas e indigenistas han escrito una carta urgente denunciando cómo los madereros ilegales de Perú están forzando a los pueblos indígenas no contactados a huir atravesando la frontera con Brasil.

La invasión de los madereros “viene provocando desplazamientos y migraciones forzadas de poblaciones indígenas en aislamiento hacia territorio de Brasil, generando enfrentamientos con poblaciones Asháninka, Manchineri, Kashinahua, Culina y Yaminahua,” dice la carta.

“Expresamos nuestra preocupación por la falta de atención a las denuncias que, durante más de una década, hemos efectuado ante la invasión de nuestros territorios, de las Reservas Territoriales Isconahua, Murunahua, Mashco Piro, Madre de Dios, del lado peruano, así como en áreas del Parque Nacional Sierra del Divisor y de la Tierra Indígena Kampa del Río Amonya, en el lado brasileño, por madereros peruanos".

La tala ilegal es, junto con las exploraciones de gas y petróleo, una de las mayores amenazas a las que se enfrentan los pueblos aislados de Perú. Cualquier forma de contacto con ellos puede ser desastrosa, debido a que no poseen inmunidad frente a las enfermedades del exterior.

Para leer el texto íntegro de la carta, pincha aquí.