Una nueva ley amenaza a los pueblos no contactados

La existencia de algunos de los últimos pueblos no contactados del mundo está amenazada por una nueva ley aprobada por el Gobierno peruano.

Aunque su propósito nominal es proteger a los indígenas aislados del país y reconoce que contactar con ellos puede conducirles a su extinción, la ley permite de forma explícita la explotación de los recursos naturales de la tierra que habitan.

"Existe un doble criterio en la ley que contraviene todos los principios de los derechos humanos", declaró el portavoz de AIDESEP, la organización de indígenas amazónicos de Perú.

El Gobierno peruano promueve activamente la explotación de petróleo y gas en la tierra habitada por los indígenas, y además muchos de los territorios de éstos han sido invadidos por madereros ilegales.

En total, se calcula que hay aproximadamente quince pueblos no contactados en Perú. Debido a su aislamiento, los indígenas carecen de inmunidad ante las enfermedades de los foráneos y cualquier tipo de contacto puede resultar desastroso para estos pueblos.