El petróleo amenaza a los indígenas no contactados, según el Defensor del Pueblo

El Defensor del Pueblo de Perú, el organismo más importante en materia de derechos humanos del país, ha advertido al Gobierno peruano que pueblos indígenas no contactados están amenazados de extinción debido a la prospección petrolera.

Los pueblos indígenas no contactados, estimados en un total de 15, viven en las partes más remotas de la Amazonia peruana. Sus territorios están en grave peligro de invasión desde que el Gobierno peruano abriera hasta el 70% del Amazonas a la exploración petrolífera.

“El Gobierno no puede permitir a ninguna organización la exploración o explotación de hidrocarburos si ello pone en peligro a las pueblos indígenas que viven aislados, debido a su particular vulnerabilidad”, declara el Defensor del Pueblo en su informe. “La continuidad en la extracción de recursos naturales de las reservas en las que viven estos pueblos es un asunto fundamental que el Gobierno debe tratar rigurosa y concienzudamente, dado que el derecho a la vida, la salud y la existencia e integridad de estos pueblos está en juego.”

Los indígenas son extremadamente vulnerables a cualquier tipo de contacto ya que no tienen inmunidad contra las enfermedades de los no indígenas. Tras haber sido contactados por primera vez en los años 80, a raíz de las prospecciones petroleras  realizadas en su tierra, más del 50% de los nahua del Sureste de Perú ha muerto.