La policía es entrenada para proteger al pueblo jarawa

Las autoridades de las Islas Andamán han empezado un programa de entrenamiento para la policía local y los trabajadores sociales encargados de proteger al pueblo jarawa.

Los 300 jarawa se resistieron al contacto con no indígenas hasta 1998. Ahora corren grave peligro debido al contacto con cazadores furtivos y otros invasores de su tierra, los cuales cazan a los animales de los que dependen y traen con ellos enfermedad, violencia y explotación. La policía y los trabajadores sociales han sido a menudo cómplices del abuso a este pueblo.

La política del Gobierno concerniente al pueblo jarawa, anunciada en 2004, prometía que: “al personal que trabaje con los jarawa se le proporcionará un entrenamiento y sensibilización adecuados”.

El periódico local del Gobierno, el Daily Telegrams, anunció el programa de entrenamiento diciendo: “Es de obligado cumplimiento para todos los funcionarios asegurar que no se interfiera con el estilo de vida [del pueblo jarawa] y que los recursos preservados para ellos no sean explotados por ningún no indígena".