Nueva oleada de violencia policial en Papúa

La policía indonesia ha desatado una nueva oleada de violencia contra los pueblos indígenas de Papúa. Survival ha recibido numerosos informes sobre tortura, maltrato y ejecuciones extrajudiciales cometidos por la policía este año.

Survival teme por la seguridad de Nelson Rumbiak, involucrado en enfrentamientos entre estudiantes y la policía en marzo. Actualmente está bajo custodia policial y ha recibido duras palizas. Tras estos mismos enfrentamientos, la policía asaltó dormitorios y atacó a varios estudiantes. Uno de ellos, Dany Hisage, resultó muerto.

Otro hombre, Obet Kossay, fue torturado hasta la muerte por la policía en enero. Dos personas más fueron muertas a tiros y muchas otras fueron torturadas en la ciudad de Wamena en mayo. En junio, una mujer de 18 años fue violada y torturada hasta la muerte por siete oficiales de policía, y en julio una mujer de 19 años, Selvi Kogoya, fue muerta a tiros por un oficial de policía tras resistirse a tener relaciones sexuales con éste.

Survival ha escrito al presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, instándole a poner fin a la violencia policial en Papua y a garantizar que sus responsables sean llevados ante la justicia.

En Papua viven de cerca de 312 tribus distintas. Todos los pueblos de Papúa han sufrido terriblemente bajo la ocupación indonesia iniciada en 1963.