Conflicto con los jarawa al invadir su tierra los cazadores furtivos

Un hombre de la tribu aislada de los jarawa ha recibido una paliza a manos de un cazador furtivo que operaba ilegalmente en la tierra de este pueblo. El incidente es el resultado del fracaso de las autoridades indias en su intento de prevenir el aumento de foráneos que invaden la tierra jarawa. En su invasión, llevan consigo enfermedades y violencia, y además cazan los animales de los jarawa.

El cazador furtivo, originario de la ciudad de Wandoor, en la isla Andamán del Sur, ha sido arrestado por cazar ilegalmente junto a otras cinco personas y ha sido puesto en libertad bajo fianza.

"Creo que los jarawa están muy asustados", dijo hoy un colaborador en la zona. "Los cazadores furtivos han establecido asentamientos permanentes dentro de la reserva."

Survival y otros grupos locales han instado a las autoridades en diversas ocasiones para que protejan a los 270 jarawa y sus tierras. En 2002, el Tribunal Supremo de La India ordenó el cierre de una autopista que atraviesa su reserva.

A pesar de ello, la carretera permanece abierta. Cada vez más, los colonos de las islas invaden la reserva, cazan animales, talan árboles y acarrean enfermedades y violencia. Hace unos meses, los jarawa padecieron sarampión, una enfermedad que ha exterminado a muchos pueblos indígenas de todo el mundo.

Una enmienda reciente a la legislación determina que la cárcel es obligatoria para cualquiera que sea capturado cazando en la reserva jarawa.

Según Survival: "Tras el brote de sarampión, este incidente es un aviso más de la extrema seriedad de la situación a la que se enfrentan los jarawa. La India debe prestar atención a estos avisos, o un pueblo único desaparecerá ante nuestros ojos. Una nueva ley que regule la caza furtiva es un paso adelante, pero las autoridades deben hacer que se cumpla."

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 915 217 283

Survival dispone de material gráfico y audiovisual de calidad profesional.