Protegidas las tierras de indígenas aislados

El gobierno peruano ha creado una nueva reserva en la selva tropical del Amazonas para proteger las tierras de los indígenas aislados isconahua y de otros pueblos indígenas.

La reserva, llamada Zona Reservada Sierra del Divisor, se encuentra en la frontera con el estado brasileño de Acre. Dos reservas situadas en el lado de la frontera de Brasil ya están protegidas por el Gobierno brasileño y se espera que se demarque una tercera reserva este año.

Ambos gobiernos están debatiendo cómo afrontar el problema de la explotación ilegal de madera en la zona. A principios de este mes, la policía brasileña arrestó a ocho madereros peruanos con 134 metros cúbicos de caoba en su poder en la parte brasileña del parque. Las organizaciones indígenas locales de ambos países temen que los indígenas aislados de la zona estén siendo asesinados por los madereros y que muchos se estén viendo forzados a huir de sus hogares debido a la tala de la selva.