Nueve shompen aislados murieron en el tsunami

Funcionarios de las islas Nicobar han confirmado que nueve miembros de la tribu aislada shompen murieron en el tsunami del 26 de diciembre del año pasado.

Los shompen son cazadores-recolectores que sólo tienen un contacto limitado con gente de fuera. En el último censo de 2001 su población era de sólo 398. Se cree que las nueve personas que murieron en el tsunami se encontraban en la costa de la Gran Isla de Nicobar en aquel momento, mientras que el resto de la tribu estaba a salvo en las selvas del interior de la isla.

Las Islas Nicobar están en el Océano Índico cerca de las Islas Andamán, hogar de los indígenas jarawa, sentineleses, onge y granandamaneses, quienes se cree sobrevivieron al tsunami sin que hubiera ninguna víctima.

Las Islas Nicobar estaban más cerca del epicentro del tsunami del 26 de diciembre que las Islas Andamán. Hubo muchas muertes entre el pueblo nicobarés, que es mayor en número y está más asimilado que los otros pueblos indígenas de las islas. Las tribus de las Islas Andamán salieron en los titulares de todo el mundo después de que los onge, que viven en la costa, vieran el nivel del mar descender bruscamente y supieran huir para ponerse a salvo. La tribu jarawa, que tan sólo ha comenzado a tener contacto con el mundo exterior en los últimos años, sobrevivió al tsunami intacta pero en la actualidad se encuentra amenazada por colonos y cazadores furtivos que invaden su tierra.