Los lani se esconden del ejército indonesio

Benny Wenda, de la tribu lani, que está viviendo como refugiado en el Reino Unido, explicaba hoy que los habitantes de su ciudad natal en Pyramid, Papúa, aún siguen escondidos desde el ataque del ejército indonesio en julio.

La pequeña localidad de Moragame está abandonada desde que el ejército les atacó y sus habitantes fueron a refugiarse en la selva, demasiado asustados para regresar a sus hogares. Los soldados continúan patrullando la zona, intimidando a la gente.

Hace unos meses al menos cincuenta personas murieron por inanición y enfermedad cuando se les obligó a dejar sus casas y huertos en un incidente similar al de la localidad de Nggweyage, donde tres personas fueron asesinadas.

Los soldados atacaron Moragame y dispararon a dos hombres, los cuales desaparecieron en la selva y no se les ha vuelto a ver. También asestaron navajazos en la cara y el cuerpo del hermano de Benny, Petto Wenda, con una hoja de afeitar y un cuchillo. A continuación le rociaron la cabeza con gasolina y le prendieron fuego. El hombre se está recuperando lentamente.