Comunidad guaraní de Laranjeira Ñanderu, situada al lado de la carretera, abnegada por las inundaciones.
Comunidad guaraní de Laranjeira Ñanderu, situada al lado de la carretera, abnegada por las inundaciones.
© CIMI

La senadora Marina Silva ha ofrecido un duro discurso ante el congreso brasileño tras su visita al estado de Mato Grosso do Sul, donde mantuvo una larga reunión con indígenas guaraníes .

Silva dijo que los guaraníes se enfrentan a serios problemas y explicó que muchos están viviendo en campamentos al lado de la carretera, con la esperanza de que sus derechos territoriales sean reconocidos.

La senadora destacó que en la reserva indígena de Dourados 13.000 indígenas viven en sólo 3.500 hectáreas de tierra. El hacinamiento ha provocado enfermedades, asesinatos y violencia entre los indígenas, además de suicidios.

La tasa de suicidio de los guaraníes es de 145 por cada 100.000 habitantes, una de las más elevadas del mundo.

Silva indicó que la mayoría de los suicidios entre los jóvenes indígenas se producen como resultado de una falta de “sentimiento de pertenencia” y que existe un “apartheid social” en la medida en que los guaraníes no pueden disfrutar de sus derechos.

“No hay sitio para ellos en el mundo de los blancos y no hay sitio para ellos en el mundo de los indígenas”, añadió Silva.

Muchos niños guaraníes no tienen acceso a cuidados sanitarios y están malnutridos.

Silva aseguró que informará sobre este asunto al Presidente Lula y que solicitará una reunión con el Ministro de Justicia para discutir la situación de los guaraníes.

Por su parte, el senador Eduardo Suplicy ha sugerido que el Ministro de Desarrollo Social debería ayudar a encontrar soluciones con respecto a la elevada tasa de suicidio que registra la población indígena.

Las fuertes lluvias y las consecuentes inundaciones están empeorando más, si cabe, la situación de los guaraníes, especialmente de aquellos que viven en los campamentos al lado de la carretera.

Survival International ha abierto un fondo de apoyo a los guaraníes en colaboración con la película “Birdwatchers”, protagonizada por indígenas guaraníes . Todos los donativos irán destinados a ayudarles a defender sus derechos, su tierra y su futuro.