Hombres guaraní.
Hombres guaraní.
© João Ripper/Survival

Según un informe publicado la semana pasada, la tasa de suicidio entre los indígenas brasileños guaraní-kaiowá está aumentando.

La organización brasileña de derechos indígenas CIMI, que está vinculada a la Iglesia Católica, ha publicado su informe anual “Violencia contra los pueblos indígenas en Brasil – 2008”. El informe documenta asesinatos, suicidios, conflictos territoriales, negligencia por parte de las autoridades y racismo contra los indígenas.

Una de las estadísticas más escalofriantes que recoge es la tasa de suicidios entre los guarani-kaiowá en el estado de Mato Grosso do Sul. Un total de treinta y cuatro guarani-kaiowá se quitaron la vida en 2008, siete más que en 2007.

Cuarenta y dos guaraní fueron asesinados el año pasado, principalmente en conflictos internos. Muchos observadores opinan que este tema está directamente relacionado con la falta de tierras que afecta a la mayoría de las comunidades guaraní. El alcoholismo está muy extendido y las comunidades se encuentran confinadas en pequeñas reservas donde es prácticamente imposible cultivar, cazar o pescar.

“El ganado se valora más que a los niños, la caña de azúcar más que al bosque”, comenta Anastacio Peralta, portavoz de los guarani-kaiowá.

Lúcia Rangel, una de las autoras del informe, asegura: “Existe una tremenda resistencia en todos los niveles de la sociedad no indígena contra el reconocimiento de los derechos territoriales de los guaraní-kaiowá. Esta resistencia va en aumento y genera graves perjuicios y racismo contra los pueblos indígenas”.

El informe también pone de manifiesto los riesgos de la tala y las presas para los pueblos indígenas aislados de Brasil. Señala cómo está en juego la mera supervivencia de un grupo de 60 indígenas awá no contactados, cuyos bosques están siendo rápidamente destruidos por madereros.

Cuatro grupos de indígenas aislados verán sus tierras inundadas por la presa hidroeléctrica de Madeira que se planea construir en el estado de Rondônia.

La publicación del informe coincide con la cita anual del “Acampamento Terra Livre” (Campamento Tierra Libre). Cientos de indígenas de todo Brasil acamparon durante la semana pasada en la capital, Brasilia, con el objetivo de ejercer presión sobre los políticos en relación a varios temas, entre los que se incluyen derechos territoriales, salud y educación.

Survival Internacional ha abierto un fondo para apoyar a los guaraní en asociación con la película “Birdwatchers”, protagonizada por indígenas guarani-kaiowá. Todos los fondos recaudados irán destinados a la defensa de sus derechos, tierras y su futuro.

Lee el manifiesto de reivindicaciones “Acampamento Terra Livre”
.

Descarga el informe de CIMI en portugués
(versión en castellano disponible en unas semanas).