El Gobierno investigará las demandas por abuso sexual

El Gobierno de Malasia ha declarado que investigará las acusaciones realizadas por miembros del pueblo indígena de los penan de Sarawak sobre trabajadores de una empresa maderera que abusan sexualmente de forma asidua de mujeres penan, incluidas escolares.

La ministra malasia para la Mujer, la Familia y el Desarrollo de la Comunidad ha dicho que su Ministerio mantendrá un encuentro con el viceministro de Sarawak, Tan Sri Alfred Jabu, para obtener más información sobre estas alegaciones. Sin embargo, Jabu desechó la semana pasada dichas acusaciones por infundadas.

Las acusaciones de los penan contra los madereros fueron dadas a conocer en un primer momento por la Fundación Bruno Manser,  y tanto Survival como otros grupos malasios se unieron a sus peticiones de investigación.

Los penan, que dependen de los bosques de Sarawak para su supervivencia, han pasado más de veinte años intentando evitar que las madereras destruyan su tierra. A esto hay que añadir que mujeres penan han acusado a trabajadores de las compañías madereras malasias Samling e Interhill, de acosarlas y violarlas.

“Quiero que se sepa que trabajadores de las empresas madereras abusan sexualmente de nosotras de forma habitual” declaró una mujer.

Escribe una carta de apoyo a los penan.