Justicia indígena contra empresa canadiense

Los subanen, que viven en las montañas boscosas de la isla de Mindanao y cuyo nombre significa “pueblo del río”, han invocado a su autoridad de justicia tradicional, el “Gukom”, que ha encontrado a la compañía minera canadiense TVI Pacific culpable de crímenes contra ellos y contra su tierra en Filipinas.

El Gukom ha dictaminado que TVI debe abandonar la zona y también pagar una indemnización económica.

El Gukom, que es la autoridad de justicia tradicional de los subanen que se encuentran junto a la mina de oro de TVI, ha declarado a la compañía culpable de violencia contra individuos subanen, de la violación de sus leyes tradicionales, de abuso a la dignidad de líderes subanen y de daños al medioambiente. El Gukom invitó a TVI a la vista judicial, pero la empresa se negó a asistir.

Los subanen han recurrido a su propio sistema de justicia tradicional, después de que el sistema nacional filipino fracasara a la hora de actuar en su nombre, a pesar de la destrucción de su montaña sagrada y muchos años de violaciones de derechos humanos, supuestamente cometidos por las fuerzas de seguridad de la empresa.

El veredicto del Gukom fue dado tras el ritual de acción de gracias al líder subanen local, Timuya Jose “Boy” Anoy, que ha recibido su Certificado de Título de Propiedad Ancestral (reconocimiento legal sobre la propiedad de su tierra). Los subanen alegan que TVI intentó quitar el liderazgo a Timuay Anoy cuestionando su posición después de que él se negara a dar su consentimiento a la minería en su tierra ancestral.

Los subanen viven diseminados por las montañas de la península de Zamboaga. Viven en pequeñas comunidades agrícolas y practican la agricultura rotativa.

A lo largo del último siglo gran parte de la tierra de los subanen ha sido ocupada por foráneos; más recientemente, se ha producido una gran invasión por parte de madereras y mineras. Las protestas de los subanen han sido brutalmente reprimidas por el ejército filipino, y muchos subanen han sido forzados a abandonar sus casas.

La justicia subanen se basa en mantener la paz y la armonía, y la idea de restablecer el equilibrio. Los subanen esperan que TVI reaccione al veredicto y lo use como una oportunidad para reparar los errores cometidos contra ellos.