Survival organiza una concentración en la sede de la empresa Finsbury

Survival International organizará mañana, miércoles 28 de mayo de 2008, una concentración en el exterior de la sede de la empresa de relaciones públicas FINSBURY, para exigirles que, en interés de los derechos humanos, renuncien a representar a Anil Agarwal y a su compañía Vedanta.
Finsbury es una filial del grupo publicitario WWP.

Survival ha lanzado una nueva campaña que tiene como objetivo a la empresa VEDANTA, propiedad del multimillonario indio residente en Londres, Anil Agarwal, integrante de la lista de los 100 principales valores de la Bolsa de Londres. Dicha empresa proyecta realizar excavaciones en una montaña sagrada en la India que, de aprobarse, destruirá al remoto pueblo indígena de los dongria kondh.

Sterlite, empresa filial de Vedanta, está esperando el permiso del Tribunal Supremo de la India para comenzar a extraer bauxita, componente básico del aluminio, de la montaña Niyamgiri en Orissa, al este de la India.

Los 8.000 dongria kondh, uno de los pueblos indígenas más aislados de la India, se oponen radicalmente a la mina porque dicen que destruirá para siempre su modo de vida. Sterlite proyecta construir una gran mina de fundición a cielo abierto, que arrasará con una enorme franja de bosque, así como con gran parte de la propia montaña. Los dongria kondh viven en las laderas de Niyamgiri desde tiempos inmemoriales y dependen por completo de sus bosques. Para ellos la montaña es sagrada, cultivan sus laderas y recogen frutos silvestres en sus bosques.

Fuentes internas a Survival han declarado: "Las personas que se preocupan por los derechos humanos deberían boicotear a las empresas británicas que se deshacen de pueblos indígenas o a cualquiera de las empresas que trabajan para ellas. Entre éstas, hay empresas británicas de relaciones públicas, como Finsbury, que repite como un loro que no se destruirá a los dongria kondh porque así lo dice Anil Agarwal. Esta empresa tiene una responsabilidad hacia sus trabajadores, hacia sus accionistas y hacia los derechos humanos."


Nota a los redactores jefe:

Survival International acumula un buen historial de campañas exitosas que se dirigían a empresas que operaban en tierras de pueblos indígenas sin el consentimiento de estos. Como consecuencia de la presión ejercida por Survival, De Beers vendió su concesión para una mina de diamantes en tierra de los bosquimanos del Kalahari, en Botsuana. En la década de los 90, Mobil dio marcha atrás a sus planes de realizar exploraciones petrolíferas en la Amazonia peruana, tras una larga campaña de Survival.