Un grupo de rancheros amenaza a los enawene nawe

Un grupo de hombres armados ha entrado en un campamento pesquero de los enawene nawe en el estado brasileño de Mato Grosso y ha amenazado a los indígenas con represalias si no abandonan el territorio. Cuando los indígenas les preguntaron quiénes eran, dos respondieron que eran policías. Los demás se identificaron como propietarios de la zona.

Lalowalohiene, uno de los enawene nawe presentes dijo: “escuchamos sonidos de disparos. Dispararon muchas veces. Les pregunté: ¿por qué tenéis revólveres? No somos bandidos. Somos enawene que simplemente pescamos en el río según nuestro ritual, eso es todo”.

Como es costumbre, había niños en el dique pesquero participando en el ritual conocido como “yankwa”, en el que los enawene nawe pasan varios meses en campamentos pesqueros atrapando y ahumando pescado antes de regresar a sus pueblos.

El enawene nawe Kameroseene se preguntaba: “¿cómo pueden enseñar pistolas a nuestros niños?. Eso es un gran error. Nos entristece”.

El campamento pesquero se encuentra en una zona conocida como Río Preto. Los enawene nawe han estado presionando al Gobierno brasileño para que reconozca su propiedad sobre esta zona, que para ellos es de gran importancia económica y ritual porque es rica en pesca, nueces y fruta de genipapo.

Sin embargo, un grupo de propietarios, que está invadiendo y talando progresivamente el área, obtuvo una orden judicial el año pasado que impedía a los enawene nawe instalar sus campamentos de pesca allí. Un juez se encarga ahora de determinar la legalidad de dicha orden.

Un grupo de enawene nawe ha viajado a la capital estatal, Cuiabá, para reunirse con fiscales y con la Agencia para Asuntos Indígenas de Brasil, FUNAI, para pedirles que emprendan acciones contra los propietarios y apoyen su derecho a pescar en los ríos.