Indígenas del Amazonas bloquean una autopista para impedir la contrucción de presas hidroeléctricas

Indígenas de una zona remota del Amazonas están bloqueando una autopista importante del estado brasileño de Mato Grosso en protesta por la construcción de una serie de presas hidroeléctricas que destruirán sus principales lugares de pesca. Los indígenas enawene nawe montaron el bloqueo el 31 de mayo.

Un grupo de empresas lideradas por el mayor productor de soja del mundo, la familia Maggi, están presionando para que se construya un enorme complejo de presas a lo largo del río Juruena que discurre por las tierras del pueblo enawene nawe. Europa compra la mitad de la soja que se exporta del Mato Grosso.

Los enawene nawe, que no comen carne roja, temen que los peces de los que dependen para subsistir no puedan continuar llegando a sus lugares de desove. Algunos indígenas han salido de su poblado por primera vez para unirse a la protesta.

El pueblo enawene nawe, de sólo 450 personas, también está protestando por la destrucción de una área crucial de sus tierras debido a los terratenientes ganaderos que talan los bosques y contaminan los ríos con pesticidas.

Los enawene nawe han declarado: “Los embalses traerán nuestra muerte al provocar la furia incontrolable de los espíritus”. Lee la carta que los enawene nawe escribieron al Gobierno de Brasil.

Los terratenientes locales han comunicado que pedirán a los tribunales que tomen medidas para desmantelar el bloqueo de los enawene nawe en la autopista MT-170.

“Este pueblo pequeño y tan especial sabe que su supervivencia está amenazada por la deforestación y las presas planificadas. El Gobierno de Brasil debe darse cuenta de este hecho y proteger la tierra del pueblo enawene nawe antes de que sea demasiado tarde”, reclaman desde Survival.