Los niños guaraní mueren de hambre

Dos niños guaraní kaiowá han muerto de hambre y varias docenas de ellos están siendo tratados en el hospital a causa de una grave malnutrición.

Poco días después de la muerte de los niños, Valdinez Souza, trabajador sanitario guaraní y padre de dos hijos, se ahorcó. Junto a su cuerpo se halló una nota en la que explicaba que se había suicidado por la terrible hambruna que están padeciendo los niños de su comunidad.

Pese a esta alarmante situación, el gobierno del estado de Mato Grosso do Sul ha recortado las ayudas alimentarias al pueblo guaraní.

La Fundación Nacional de la Salud de Brasil (FUNASA) afirma que distribuirá cestas de comida a las familias necesitadas, pero muchos temen que esta medida será solo temporal.

Para más información sobre la crisis alimentaria de los guaraní, pincha aquí.

Para actuar en apoyo de los guaraní, pincha aquí.