Encuentran el cuerpo de un niño indígena no contactado en el Amazonas

En el Amazonas brasileño, en el estado de Maranhão, se ha encontrado el cuerpo de un niño indígena perteneciente a una comunidad no contactada. Un indígena de la tribu guajajara fue quien encontró los restos del cuerpo mientras cazaba. La edad del niño o niña se estima en torno a los ocho años; no se sabe a ciencia cierta cómo murió.

Esta muerte trágica y misteriosa refleja la desesperada situación en la que se encuentra un grupo de aproximadamente 60 indígenas awá no contactados, tribu a la que el niño pertenecía. Se trata probablemente del mayor grupo conocido de awá no contactados. Viven en un territorio que, pese a haber obtenido el reconocimiento oficial por parte del Gobierno, es invadido ilegalmente por parte de los madereros desde hace veinte años.

Los awá se han visto forzados a refugiarse en lo más profundo de la selva, y pronto no tendrán ningún lugar donde esconderse. Son un blanco fácil para los (bien armados) madereros, y están fácilmente expuestos a contraer enfermedades mortales.

En mayo de 2005, los guajajara se encontraron en la selva con un grupo de unos 15 awá; éstos huyeron aterrorizados, abandonando sus arcos, flechas y demás posesiones.

Un equipo de la agencia gubernamental brasileña para asuntos indígenas acaba de llegar a la zona para investigar la situación y, posiblemente, entrar en contacto con los indígenas, lo cual podría bastar para transmitirles enfermedades mortales.

“Las autoridades — declaran desde Survival — han fallado en la protección de una de las tribus más pequeñas y vulnerables de Brasil. Deben actuar ahora, retirar a todos los madereros y proteger la zona. De lo contrario, esta comunidad será barrida de la faz de la Tierra para siempre, igual que tantos otros antes que ellos.”

Los awá constituyen una de las últimas tribus nómadas existentes en Brasil y han sido objeto de las peores persecuciones a manos de los madereros y terratenientes; comunidades enteras han sido exterminadas por pistoleros a sueldo. Hoy en día, unos 250 awá viven en cuatro comunidades y alrededor de 100 permanecen aislados, viviendo en pequeños grupos familiares en lo que queda de la selva.

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 915 217 283

Survival dispone de material gráfico y audiovisual de calidad profesional para ilustrar esta noticia.