Altos cargos acusados del genocidio de indígenas

Un ex-gobernador de estado y un ex-oficial de policía se encuentran entre los acusados en la primera investigación sobre el genocidio de una comunidad indígena no contactada que se celebra en la historia de Brasil.

Ascienden a 29 las personas detenidas en la Operación Río Pardo, la investigación del genocidio los indígenas no contactados de Río Pardo. En la última década, las tierras de los indígenas han sido invadidas por colonos y empresas madereras.

La televisión brasileña mostró en noviembre las primeras imágenes conocidas de los indígenas. Nadie fuera de su comunidad sabe quiénes son o qué lengua hablan.

La FUNAI, la agencia gubernamental para asuntos indígenas, ha encontrado campamentos dentro del territorio con equipo para mediciones de suelo, y bombas y munición para intimidar a los indígenas. Los colonos admiten haber encontrado treinta cabañas indígenas abandonadas precipitadamente.

El antiguo gobernador del estado de Mato Grosso, Wilmar Peres de Farias, y el ex-comandante de élite de la policía, Roberto de Almeida Gil, están entre las personalidades públicas implicadas en el caso.

En una conferencia desde la ciudad de Cuiabá, el fiscal Mario Lucio Avelar le dijo a Survival que creía que había suficientes causas para procesar por genocidio. De acuerdo con la ONU, incurre en delito de genocidio quien ejerce un "sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial".

El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado: "Es increíble que en el siglo XXI, después de que se haya acabado para siempre con tantas tribus de Brasil, las que aún quedan sigan viviendo bajo la amenaza del genocidio. Brasil debe actuar con inmediatez para reconocer y proteger las tierras de los indígenas de Río Pardo antes de que sea demasiado tarde."

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 915 217 283

Survival dispone de material gráfico y audiovisual de calidad profesional.