Hidme Markam, activista adivasi detenida por hacer campaña pacífica por los derechos de su pueblo.

Hidme Markam, activista adivasi detenida por hacer campaña pacífica por los derechos de su pueblo.

© Survival

Un grupo de siete expertas de Naciones Unidas* han escrito al Gobierno del primer ministro indio, Narenda Modi, para denunciar el caso de Hidme Markam, una mujer adivasi (indígena) que la policía detuvo en un acto del Día Internacional de la Mujer y que mantiene bajo custodia desde entonces.

Hidme Markam y cientos de mujeres de la región de Bastar, en el centro de India, estaban conmemorando la muerte de dos mujeres adivasis, víctimas de agresiones sexuales a manos de agentes de seguridad. Una, adolescente de 16 años, se suicidó después de ser violada. Las mujeres protestaban contra los asesinatos extrajudiciales, los abusos sexuales y las detenciones, que se han convertido en una realidad cotidiana para muchas personas adivasis, especialmente mujeres.

En abril, las siete expertas escribieron al Gobierno indio para llamar la atención sobre el caso de Markam y el “mal uso que hace el Gobierno de Modi de la legislación antiterrorista para criminalizar a los defensores de los derechos humanos y confundir su legítima labor pacífica con el terrorismo”. Al no haber recibido ninguna respuesta, esta semana hicieron pública la carta.

Bhupesh Baghel, ministro principal del Estado de Chhattisgarh, donde fue detenida Hidme Markam, ha prometido impulsar el archivo de las causas falsas abiertas contra adivasis. Este mes se han retirado los cargos contra 726 personas, pero Markam y centenares de indígenas siguen en prisión, bajo la draconiana legislación antiterrorista. Los abusos violentos por parte de las autoridades y las fuerzas del orden no cesan: el pasado 17 de mayo la policía disparó contra la multitud y cuatro personas murieron.

En palabras de la poeta adivasi Jacinta Kerketta: “la detención de Hidme y la manera en que se llevó a cabo es una nueva demostración, para nosotros los adivasis, de que los gobiernos no soportan a quienes nos oponemos activamente al robo de nuestros recursos”.

Justo antes de su detención, Hidme Markam declaró : “ya no podemos ir libremente a los bosques para recolectar alimentos, ni labrar nuestras tierras, donde se han instalado campamentos [paramilitares]. Cualquiera que sea el partido en el poder, siempre apoyan a las grandes empresas y no se preocupan por nosotros, los adivasis. La población que protesta contra la entrega de estas tierras a grandes empresas por parte del Gobierno acaban en la cárcel. Hemos perdido la confianza en él, pero seguiremos luchando por salvar nuestras tierras sagradas y nuestros bosques”.

Para Sophie Grig, investigadora de Survival y defensora de los derechos indígenas: “La India de Modi es un lugar peligroso para quienes defendéis vuestros derechos humanos, tratáis de proteger vuestras tierras o, simplemente, sois personas adivasis, incluso en Estados en los que no gobierna su partido. La comunidad internacional debe unirse a las expertas de Naciones Unidas para denunciar estos abusos y exigir que cese la persecución de adivasis como Hidme Markam, así como la destrucción de su tierra sagrada”.

Notas para periodistas:

*La siete expertas de Naciones Unidas son:

Mary Lawlor – Relatora especial sobre la situación de defensores de los derechos humanos

Elina Steinerte – Vicepresidenta del grupo de trabajo sobre detención arbitraria

Irene Khan – Relatora especial para la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión

Clement Nyaletsossi Voule – Relator especial sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y asociación

Fionnuala Ní Aoláin – Relatora especial para la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo

Dubravka Šimonovic – Relatora especial sobre la violencia contra las mujeres, sus causas y consecuencias

Elizabeth Broderick – Presidenta-relatora del grupo de trabajo sobre la discriminación contra las mujeres y las niñas