Nuevas revelaciones: los guardaparques que protagonizan el escándalo de WWF reciben comisiones por realizar arrestos

Guardaparques financiados por WWF en Gabon.

Guardaparques financiados por WWF en Gabon.

Survival International saca a la luz pruebas que revelan que guardaparques financiados por WWF obtendrán comisiones por detener a personas.

Este sistema de bonus ofrece a las unidades paramilitares un claro incentivo para arrestar a cuanta más gente mejor. Son numerosos los testimonios de la población local que denuncian detenciones arbitrarias y otros muchos abusos cometidos por los guardaparques en la región.

Los pagos se detallan en el acuerdo de financiación firmado entre la UE y WWF para la creación de la polémica área protegida de Messok Dja en el Congo.

El acuerdo de financiación entre WWF y la UE estipula bonus para los guardaparques por arrestar a gente.

El acuerdo de financiación entre WWF y la UE estipula bonus para los guardaparques por arrestar a gente.

Asimismo se detalla que las comisiones también se pagarán a los informantes por informaciones que conduzcan a un arresto.

WWF ha presionado para que el proyecto de Messok Dja salga adelante a pesar de la fuerte oposición de la población indígena local baka, cuyas tierras les están siendo requisadas en nombre de esta nueva área protegida. Según el derecho internacional, este tipo de proyectos no pueden llevarse a cabo si la población local no ha dado su consentimiento libre, previo e informado a la propuesta.

En declaraciones a Survival, un hombre baka dijo: “Para nosotros esto es como una guerra, y nuestro bosque permanece ahora cerrado para nosotros. Los guardaparques matan a la gente por dinero, así es como aumentan su salario”.

Una importante investigación sobre WWF difundida en Buzzfeed en marzo exponía que la organización “financia, equipa y trabaja directamente con fuerzas paramilitares que han sido acusadas de golpear, torturar, abusar sexualmente y asesinar a numerosas personas”.

Buzzfeed también sacó a la luz documentos internos que demuestran que WWF sabía desde hace años que los guardaparques estaban siendo acusados de cometer graves abusos contra los derechos humanos, y sin embargo ha seguido financiándolos.

Ahora WWF está siendo investigada por los EE.UU., Reino Unido y Alemania.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado:

“El sistema de WWF significa que el salario de sus guardaparques aumentará por cada persona que arresten, a costa de los contribuyentes de la Unión Europea. ¡Imaginen las ampollas que levantaría este sistema de aplicarse a las fuerzas de seguridad de la UE! Mantener el orden público no es como vender coches y los cuerpos de seguridad no deben operar a base de ‘comisiones’.

Todos los que conocen el caso saben lo que los bakas y otros habitantes de la región llevan años diciéndonos: que constantemente son detenidos, y con frecuencia les golpean, les torturan e incluso cosas peores. Ahora sabemos que en realidad los guardaparques cuentan con incentivos para maltratarles.

No hace falta decir que los verdaderos cazadores furtivos, en alianza con guardaparques y funcionarios corruptos, escapan, como de costumbre, con impunidad.”