Los wanniyala-aetto regresan a la selva

Cien indígenas wanniyala-aetto han regresado a su tierra, más de veinte años después de haber sido expulsados. Los wanniyala-aetto fueron obligados a trasladarse a áreas de reasentamiento gubernamentales cuando su último refugio en la selva fue convertido en el Parque Nacional Maduru Oya en 1983. Los guardaparques han amenazado con llevar ante los tribunales a aquéllos que han regresado al parque, en un intento de obligarles a marcharse una vez más.

Los wanniyala-aetto son el pueblo indígena de Sri Lanka, y se cree que habitaron la isla durante muchos milenios, mucho antes de la llegada de los sinaleses o los tamiles. En los años cincuenta, el Gobierno comenzó a asentar a miles de sinaleses en la tierra de la tribu, enviando excavadoras a sus selvas y anegando sus terrenos de caza.

Desde las expulsiones de 1983, los wanniyala-aetto han visto imposibilitada su práctica de la agricultura rotativa, y les cuesta mucho cultivar suficiente comida en las diminutas parcelas que les han sido asignadas. La caza y la recolección en la selva también están prohibidas. En la actualidad, algunos hombres tienen permisos para cazar en una pequeña área del parque, pero los que no los tienen se arriesgan a ser multados o encarcelados si se les sorprende cazando. Tres cazadores, todos ellos con permisos, han muerto por los disparos recibidos por parte de guardaparques en los últimos años.

Por favor, escribe a la presidenta de Sri Lanka pidiendo a su Gobierno que permita inmediatamente a los wanniyala-aetto que así lo deseen regresar a su tierra, cazar para su consumo personal y recolectar frutos del bosque dentro del parque, sin temor de posterior expulsión, acoso o violencia.

Her Excellency the President of Sri Lanka
Mrs. Chandrika Bandaranaike-Kumaratunga
Presidential Office
Colombo 1
Sri Lanka
Fax: +94 112 4333 46