Controversia por la sangre de los yanomamis - Survival International

INFORMACIóN DE CONTEXTO

Controversia por la sangre de los yanomamis

En 1967, investigadores norteamericanos recogieron miles de muestras de sangre de los indígenas yanomamis de Brasil y Venezuela.

Hasta el año 2010 no se consiguió garantizar su devolución.

Los investigadores –encabezados por el genetista James Neel y el antropólogo Napoleón Chagnon–pretendían que las muestras fueran utilizadas en investigaciones biomédicas, pero tomaron muestras de sangre sin el consentimiento informado de los yanomamis.

Esta violación sin precedentes de los códigos éticos científicos generó un encendido debate internacional entre genetistas, antropólogos y los propios yanomami que ha durado más de cuarenta años.

Según Davi Kopenawa, chamán y portavoz de los yanomamis, los científicos no especificaron el uso que iban a darle a la sangre.

Familia yanomamiFamilia yanomami
© 1980 Victor Englebert/Survival

Según sus declaraciones: “Nadie imaginaba que fueran a conservar la sangre en sus congeladores… Nos entristeció mucho saber que nuestra sangre y la de nuestros antepasados fallecidos iba a conservarse… La ciencia no es un dios que sabe lo que es mejor para todos. Somos nosotros los yanomami los que sabemos si la investigación es o no es buena para nuestra gente”.

Los yanomamis han intentado durante años que les devolviesen las muestras, porque para ellos conservar la sangre de alguien que ha muerto es impensable.

Cuando un indígena yanomami muere, incineran su cuerpo y no conservan de él ningún resto físico o pertenencia. Esta es la forma que tienen los yanomamis de dejar este mundo y establecen una separación entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

Estoy muy feliz de que el hombre blanco haya entendido por fin la importancia de devolver la sangre.
Davi Kopenawa

El anuncio de la devolución de las muestras de sangre a la Amazonia en mayo de 2010 supuso un paso histórico.

Cinco centros de investigación que tuvieron en su poder la sangre congelada durante décadas llegaron a un acuerdo con el Gobierno de Brasil para devolvérsela a los yanomamis.

Davi Kopenawa añadió que los yanomamis echarán la sangre al río tras su retorno a la Amazonia: “Vamos a devolver la sangre de nuestros antepasados a las aguas… porque nuestro Creador, Omame, encontró a su mujer, nuestra madre, en el río”.


Recibe nuestros emails

Nuestra increíble red de simpatizantes y activistas ha tenido un papel primordial en cada uno de los éxitos que hemos alcanzado en los últimos 50 años. El primer paso es estar [email protected] Suscríbete ahora para recibir las últimas noticias y acciones.