Esta semana varios manifestantes promovieron el boicot turístico a Botsuana: durante la apertura del World Travel Market en Londres.

Esta semana varios manifestantes promovieron el boicot turístico a Botsuana: durante la apertura del World Travel Market en Londres.

© Charli Botha/Survival

Esta semana, durante la inauguración del World Travel Market en Londres, simpatizantes de Survival International, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas y tribales, animaron a los asistentes a sumarse al boicot turístico a Botsuana por su persecución a los últimos cazadores bosquimanos de África.

Los manifestantes distribuyeron folletos a profesionales de la industria turística e instaron a los visitantes a apoyar el boicot turístico a Botsuana hasta que no garantice el derecho de los bosquimanos a acceder libremente a su tierra ancestral en la Reserva de Caza del Kalahari Central (CKGR según sus siglas en inglés).

Botsuana ha estado promoviendo el turismo, su segundo sector industrial en tamaño, en el World Travel Market durante toda la semana. Pero mientras utiliza imágenes idílicas de los bosquimanos para promover viajes a su país, el Gobierno esta forzando a la tribu a irse de su tierra ancestral, al impedirles cazar y requerir que muchos de ellos tengan que solicitar permisos para visitar a sus familias. Se trata de una medida similar a las polémicas leyes de pases diseñadas para controlar el movimiento de los africanos negros en Sudáfrica, y que efectivamente segregó a las familias negras durante el apartheid.

Desde que Survival lanzó su boicot en septiembre de 2013, miles de turistas han prometido no visitar Botsuana hasta que el Gobierno garantice el derecho de los bosquimanos a acceder libremente a la CKGR, y las compañías de viajes Travelpickr, Horizonte Paralelo y Annie Bulmer Travel se han unido al boicot de Survival.

Annie Bulmer Travel declaró: “Estamos tristes y sorprendidos por escuchar que los bosquimanos de Botsuana están siendo expulsados de su reserva por el Gobierno. La Comisión de Turismo de Botsuana hace que los turistas piensen que los bosquimanos son unos de los grandes activos del país, pero parece que pronto no quedarán más bosquimanos. Annie Bulmer Travel no enviará turistas a Botsuana hasta que sus residentes indígenas sean tratados con dignidad y respeto”.

En un intento del Gobierno por forzar a los bosquimanos a salir de la CKGR, les obliga a pedir permisos para acceder a su tierra ancestral.

En un intento del Gobierno por forzar a los bosquimanos a salir de la CKGR, les obliga a pedir permisos para acceder a su tierra ancestral.

© Survival International

El trato de Botsuana hacia los bosquimanos ha sido ampliamente condenado. El relator especial de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y el Consejo de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Inglaterra y Gales han rechazado el comportamiento del Gobierno. La petición de los bosquimanos ha sido destacada recientemente por el editor para asuntos internacionales de la BBC, John Simpson y varios columnistas de la revistas británica Spectator_, la sudafricana Business Day y la keniata "_Africa Review":https://www.africareview.com/Blogs/Mr-Khama-Botswanas-Bushmen-have-rights-too-/-/979192/2034708/-/cskudwz/-/index.html.

El director de Survival, Stephen Corry, declaró: “Botsuana continúa comercializando el turismo para visitantes extranjeros mediante el uso de imágenes idílicas de bosquimanos cazadores. Resulta irónico puesto que el Gobierno está conduciendo afanosamente a la tribu al borde de la destrucción. El boicot de Survival persigue asegurar que todos los turistas potenciales de Botsuana sepan que la virulenta política del presidente Khama está pensada para conducir a su fin a los últimos cazadores bosquimanos. Si el Gobierno quiere que termine el boicot simplemente tiene que respetar los derechos de los bosquimanos”.

Nota para periodistas:

Lee la entrevista al director de Survival, Stephen Corry, sobre la campaña por los bosquimanos.