Los masais celebran la devolución de sus tierras, que corrían el riesgo de ser expropiadas con fines conservacionistas.

Los masais celebran la devolución de sus tierras, que corrían el riesgo de ser expropiadas con fines conservacionistas.

© Survival International

El pueblo masai de Tanzania celebra hoy que el primer ministro haya dado marcha atrás a un plan que les arrebataría cerca de 3.885 km cuadrados de tierra en nombre del conservacionismo.

La zona, conocida como Loliondo, seguirá perteneciendo a los masais. El primer ministro declaró que estos han "cuidado bien la zona” desde “tiempos inmemoriales”.

La creación de muchas zonas de conservación, incluidos los famosos parques Serengeti y Maasai Mara, ha conducido a que miles de pueblos indígenas sean expulsados de sus tierras ancestrales

“¡Qué batalla más larga! Ha durado 20 años de calendario, pero la tierra ha regresado a nosotros”, dijo el masai Samwel Nangiria. “Agradecemos a todos su apoyo, no tenemos palabras para expresar nuestra gratitud hacia ustedes y sus redes. Es la campaña global la que ha dado resultado. ¡Se lo agradecemos tanto!".