El Gobierno de Botsuana ha intentado expulsar a los bosquimanos de sus territorios en repetidas ocasiones, pero muchos lo han desafiado resistiéndose a dejar sus hogares.

El Gobierno de Botsuana ha intentado expulsar a los bosquimanos de sus territorios en repetidas ocasiones, pero muchos lo han desafiado resistiéndose a dejar sus hogares.

© Dominick Tyler

Una orden judicial suspende las expulsiones de los bosquimanos de Ranyane previstas para el pasado martes que las autoridades locales iban a efectuar.

El martes 28 de mayo el Tribunal Supremo de Botsuana dictaminó que el caso se suspendía hasta mediados de junio, cuando los bosquimanos se verán obligados a regresar a los tribunales para defender su territorio.

De hecho, las autoridades gubernamentales ya habían llegado a Ranyane para desalojar a los bosquimanos, algunos de los cuales son pensionistas que afirman haber nacido allí.

El área se encuentra dentro de lo que se denomina “corredor de vida salvaje” y a los bosquimanos se les ha dicho que sus comunidades están bloqueando la libre circulación de los animales.

Un bosquimano de Ranyane dijo a Survival hoy: "Por favor, agradezcan enormemente a sus seguidores por escribir al Gobierno. Las autoridades vinieron para echar a mi pueblo, pero ellos se resistieron. Vamos a volver a los tribunales para defender nuestra tierra. "

Survival seguirá apoyando la decisión de los bosquimanos de Ranyane a permanecer en sus territorios ancestrales.