Los bosquimanos han demandado al Gobierno de Botsuana por tercera vez en su lucha por vivir en paz en su tierra de la Reserva de Caza del Kalahari Central.

Los bosquimanos han demandado al Gobierno de Botsuana por tercera vez en su lucha por vivir en paz en su tierra de la Reserva de Caza del Kalahari Central.

© Survival International

Los bosquimanos de Botsuana van a llevar al Gobierno a los tribunales por impedirles ilegalmente el acceso a su tierra ancestral en la Reserva de Caza del Kalahari Central (CKGR por sus siglas en inglés). Aproximadamente 700 bosquimanos que fueron expulsados de la CKGR en 2002 salieron en 2006 victoriosos de una maratoniana batalla legal en el Tribunal Supremo por su derecho a regresar, pero desde entonces el Gobierno ha hecho todo lo posible para limitar el número de bosquimanos que pueden vivir allí.

- El Gobierno asegura que el veredicto es solo aplicable a los 189 bosquimanos mencionados en los papeles judiciales originales; se niega a permitir que el resto acceda a la reserva sin un permiso. Los permisos tienen solo un mes de duración, después del cual los bosquimanos se arriesgan a ser arrestados si “alargan su estancia”.

- Incluso a los hijos de los 189 bosquimanos mencionados en los papeles judiciales solo se les permite acceder libremente a la reserva hasta que tienen 18 años, después de lo cual solo se les deja acceder con permisos de un mes de duración.

- Los guardas forestales están prohibiendo el paso de ganado y burros esenciales para el transporte.

- Ningún bosquimano ha recibido una licencia de caza en la reserva, lo que hace imposible que puedan cazar para subsistir.

En 2006 el Tribunal Supremo de Botsuana sentenció que los bosquimanos tienen derecho a vivir y cazar en la reserva sin tener que solicitar permisos para acceder a ella.

En 2006 el Tribunal Supremo de Botsuana sentenció que los bosquimanos tienen derecho a vivir y cazar en la reserva sin tener que solicitar permisos para acceder a ella.
© Survival

Un bosquimano dijo a Survival: “[Tener que solicitar un permiso] hace que me sienta sin hogar. No sabemos cuándo nos pararán o cuándo nos quitarán nuestros permisos. Quiero estar en mi propio hogar y no tener que depender del permiso de otra persona para estar aquí”.

Será la tercera vez que los bosquimanos se ven obligados a recurrir a los tribunales en su lucha por vivir en paz en su tierra.

El histórico veredicto de 2006 confirmó que los bosquimanos tienen derecho a vivir y cazar dentro de la CKGR sin tener que solicitar permisos de acceso.

El acoso, la intimidación y los arrestos de bosquimanos por cazar también han ido en aumento en los últimos meses. En noviembre del año pasado dos bosquimanos recibieron una brutal paliza y fueron torturados por cazar, y en enero tres niños bosquimanos fueron arrestados por llevar consigo carne de antílope.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “El Gobierno sigue desafiando al más alto tribunal de Botsuana y a su constitución, sin motivo aparente. No es probable que el pueblo de Botsuana agradezca otro desperdicio absoluto de dinero de los contribuyentes para pelear en un nuevo caso judicial. El Gobierno lleva más de treinta años intentando expulsar a los bosquimanos. ¿No es hora ya de que a los primeros ciudadanos de Botsuana se les permita vivir en paz en su propia tierra?”