El Día de la Hispanidad marcado por los suicidios de indígenas

Mientras en el continente americano y en España se celebra el Día de la Hispanidad, Indígenas de Norteamérica y de Sudamérica se suicidan alcanzando cifras récord. En una pequeña comunidad indígena de Canadá, cuatro jóvenes se han ahorcado en los útimos tres meses. El anterior jefe de la comunidad, cuyo sobrino se ahorcó el pasado 30 de septiembre, ha descrito la situación como una "epidemia" de suicidios.

Las muertes se suceden en la comunidad innu de Natuashish en Labrador, al este de Canadá. Otras comunidades innu en Labrador y Quebec sufren problemas sociales tales como niños que inhalan petróleo o adultos alcoholizados. Personas de todas las edades se han suicidado durante años llegando a cifras escandalosas, pero ahora se ha llegado a la cota más alta.

Hace cinco años el informe de Survival "El Tíbet de Canadá: la agonía de los innu" se hacía eco de la magnitud del problema, y apelaba al Gobierno de Canadá a que reconociera adecuadamente los derechos de los innu sobre sus tierras. Pero poco ha cambiado en el terreno.

En el otro extremo del continente, los indios guaraní de Brasil padecen una tragedia similar. Allí unos 300 indígenas se han suicidado desde 1986, incluidos 26 niños menores de 14 años. A su comunidad  les ha sido usurpada casi toda su tierra.

Survival piensa que la responsabilidad de los suicidios de lo innu cae de lleno sobre el Gobierno de Canadá. No hay duda en absoluto de que la negación de los derechos de los innu está destruyendo a su gente. Los indígenas saben esto demasiado bien. También saben que si fueran los hijos de los blancos los que se estuvieran suicidando, en lugar de los hijos de los indígenas, el Gobierno actuaría inmediatamente. La actitud del Gobierno de Canadá continua siendo profundamente colonialista, incluso  racista. Los recientes suicidios hacen sonar la alarma del cambio, pero Canadá permanece trágicamente sorda.