Los bosquimanos están siendo arrestados a pesar de tener derecho a cazar en la RCKC.

Los bosquimanos están siendo arrestados a pesar de tener derecho a cazar en la RCKC.
© Survival

Las fuerzas de seguridad de Botsuana están arrestando e intimidando a los bosquimanos, a pesar del derecho legal de la tribu a vivir y cazar en la Reserva de Caza del Kalahari Central (RCKC).

Survival International ha recibido varios informes que indican que más de 18 policías han establecido un campamento permanente cerca de la comunidad de Metsiamenong, famosa por haber ejercido una feroz resistencia a las brutales expulsiones llevadas a cabo por Botsuana.

Hasta el momento la policía ha llevado a cabo al menos cinco arrestos después de haber encontrado carne de caza en la comunidad. Por el momento no se han presentado cargos. Otras informaciones sugieren que hay presencia de soldados y policía paramilitar en la reserva.

Aunque los bosquimanos pueden cazar legalmente en la reserva, el Gobierno ha hecho esto algo prácticamente imposible ya que se niega, ilegalmente, a emitir una sola licencia de caza.

Un bosquimano que vive dentro de la reserva ha dicho: “Desde los arrestos, las vidas de los bosquimanos han cambiado significativamente. El Gobierno ha enviado a las fuerzas armadas para intimidarnos, dificultando mucho nuestras vidas. Dependemos de los recursos naturales de la RCKC para obtener nuestra comida. ¿Cómo esperan que sobrevivamos si no podemos cazar?”

En 2006, tras una larga batalla legal, el Tribunal Supremo de Botsuana dictaminó a favor de los derechos territoriales de los bosquimanos, pero no fue hasta 2011 que obtuvieron el derecho a acceder al agua.

Los bosquimanos de Metsiamenong celebran su victoria en 2006.

Los bosquimanos de Metsiamenong celebran su victoria en 2006.
© Survival

Los funcionarios del Gobierno habían sellado el pozo de los bosquimanos en un intento de echarlos de la reserva, lo que tuvo como resultado la muerte de una mujer indígena en las cercanías de Metsiamenong.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “Estamos extremadamente alarmados por los informes sobre el establecimiento de un campamento cerca de Metsiamenong por parte de las fuerzas de seguridad de Botsuana. Es un claro intento de intimidar y socavar los derechos humanos por los que los bosquimanos han luchado tanto. No tendrá éxito”.

Nota para periodistas

Conoce más sobre las expulsiones forzosas de los bosquimanos con la fotogalería de Survival.