El testigo del Gobierno se contradice

El subdirector de Medio Ambiente, Jan Broekhuis, al volver a testificar ayer, argumentó que "no tenía razón alguna para creer" que los datos que había dibujado en un gráfico no eran fiables. La semana pasada, al ser interrogado por los abogados de los bosquimanos, afirmó que los datos, que muestran el número de animales que viven el la Reserva Central del Kalahari, no eran fiables.

Este hecho es importante porque el Gobierno ha insinuado que el número de animales en la reserva estaba disminuyendo antes de los reasentamientos de 2002, debido a la presencia de los bosquimanos, que vivían ahí. Pero estudios realizados por expertos independientes muestran que el número de animales salvajes en la reserva se habían duplicado en los diez años anteriores a los reasentamientos. Algunos datos en el gráfico que trazó Jan Broekhuis muestran una disparidad de más de un 100% respecto a los datos producidos por el departamento de Medio Ambiente antes de los reasentamientos.

El interrogatorio del abogado del Gobierno al testigo, al que pidió que leyera pasajes de documentos de los que el tribunal ya estaba en posesión, al igual que listas de varias especies de animales salvajes, tomó la gran parte del tiempo del juicio de ayer.

El interrogatorio continúa hoy.