Un testigo admite que el Gobierno actuó ilegalmente

Un testigo del Gobierno ha admitido que su departamento dejó de emitir permisos de caza a los bosquimanos que viven en la Reserva de Caza del Kalahari Central, aunque carecía de derecho legal a hacerlo.

Joseph Matlhare, anterior director de Medio Ambiente, alegó que su departamento dejó de emitir permisos a raíz de una decisión del Gobierno Central en 2001. En virtud de la legislación de Botsuana, sólo el Parlamento puede tomar tal decisión.

La cuestión es importante porque los bosquimanos que viven en la reserva dependen de la caza para su modo de vida. Desde que el departamento de Medio Ambiente dejó de emitir permisos, muchos bosquimanos han sufrido hambre y algunos han sido arrestados por cazar ilegalmente.