Niño bosquimano, RCKC, Botsuana, 2004.
Niño bosquimano, RCKC, Botsuana, 2004.
© Survival International

Los bosquimanos del Kalahari elevaron una súplica por su derecho al agua ante el Tribunal de Apelaciones de Botsuana el lunes. Los cinco jueces que conformaban el tribunal escucharon el caso, y se espera que den su veredicto el 27 o el 31 de enero.

Los bosquimanos ganaron el derecho a regresar a sus territorios ancestrales en la Reserva de Caza del Kalahari Central (RCKC) después del caso judicial más largo de la historia de Botsuana hace cuatro años. Pero una sentencia del Tribunal Supremo en 2010 apoyó la política del Gobierno que prohíbe a los bosquimanos obtener agua dentro de la reserva. La apelación del lunes era un intento de revocar esa decisión.

Sin acceso a un pozo dentro de la reserva, los bosquimanos se ven obligados a recorrer largas distancias, que llegan incluso a los cientos de kilómetros, a pie o en burro, para traer agua desde fuera de la reserva.

Si la apelación es desestimada, la sentencia será contraria a dos Declaraciones de Naciones Unidas que reconocen el agua como un derecho humano fundamental.

La vista oral, en la que el abogado de los bosquimanos y el del Gobierno presentaron sus argumentos ante los jueces, duró casi todo el día.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado: “El mundo está expectante y esperando a ver si finalmente se hace justicia con los bosquimanos. Todo lo que los bosquimanos piden es una garantía de que el Gobierno no les impedirá obtener agua. ¿Cómo podría un tribunal denegar algo así?”.